lunes, 1 de junio de 2009


Corríamos el velo para ver lo que estaba allí afuera y allí afuera no había nada. Nada que pudiera ascender y cobrara cuerpo, ni una sombra pequeñita de nada, nada de nada. Ni una mujer acomodándose los zapatos verdes mientras la lluvia golpeaba su espalda, ni un hijo encolerizado y mudo mirando a la mariposa contra la pared, plateada, cubierta de polvo, mariposa doméstica y quizás antaño fabulosa pero ahora nada, ni las antenas ni las alas ni el chico posando su mirada sobre ella, ni la madre escrutando la soledad de su hijo. Nada. Ni la intimidad de los ancianos, Elsa y Felisberto, los ancianos amarillos que soplaban el molinillo de papel de colores, ni su nieto mirándolos. Ni tampoco el árbol mutilado por modas urbanas, ni siquiera el gato, ni los papelitos, ni el río, ni los mandalas. nada. Sólo el velo, pesadísimo y áspero. El velo que en realidad, mirándolo de cerca, era dos o tres capas de velo, una, la del medio, amarronada y como de tela de arpillera y en el medio los restos de un pegamento que alguien hubiera puesto groseramente. Una capa y otra y otra, la malla tejida y compacta, y quizás el olor, sí. Detrás del velo, o mejor, en el velo, el olor a humedad y a mancha vieja, y un poco más allá el velo manoseado, sobre todo en las puntas, como es lógico… recién hacia arriba como esfumándose hacia el naranja un pedazo de velo intacto pero gastado por los años. y aquí la noche, y un poco de frío: el velo inútil para el abrigo.

3 comentarios:

êlêctiô dijo...

Me recordó a un poema de Alejandra Pizarnik: "detrás de toda zona prohibida, hay un espejo para nuestra triste transparencia".
Algo en las palabras me llevaron a ese poema.

Saludos :)

lau dijo...

caritoooooooo
qué texto tristeee..

ando con ganas de irme al carajo..
tengo ganas atroces de ir a bs as..

me vas a hospedar?? (carita de "poio" mojado) xD


uhm..
me olvidé de contarte que tengo el puto egreso en un mes...así que ando decidiendo qué hacer si voy o no..

ya sabés quién va a estar =(

en fin..
ya hablaremos por msn..

porque dudo que falte poco para vernos en vm..

ci vediamo!

pezmurillo dijo...

La angustia posmoderna del velo inútil, el velo que no vela. La angustia de tener que conformarnos con su relieve.

Otras felicitaciones, Carito. Muy bueno.