miércoles, 4 de agosto de 2010

TEA house




3 comentarios:

Delia dijo...

hola caro, gracias por el comentario! me gusta mucho tu blog. Las servilletas siempre traen esos recuerdos, pienso igual. Un abrazo enorme!

Pao dijo...

Lo subiste!
Que tierno Carito. Van abrazos.

vibravital dijo...

Carito!
me gustaron los bichitos... me recordó a liniers cuando el balance entre absurdo y ternura era exacto.

Lastima que odio el té y cosas maravillosas no me puedan pasar. Del café deben salir monstruitos (además de úlcera).

Nos vemos.