lunes, 18 de octubre de 2010

Tucumán- Inventario I





En San Miguel de Tucumán hay muchas ventanas circulares.
Es una ciudad hecha de barcos viejos. Los habitantes pasan de un barco al otro y raras veces pisan el mar. Se saludan de ventana a ventana.
Descubrimos, sobre las piedras del camino del Cerro de San Javier, ventanas pintadas y herejes cuadradas o rectangulares.

4 comentarios:

CEH aburrido dijo...

Barcos mediterráneos, pero mediterráneos POSTA. ¿Qué otra cosa sino casas podían hacer de ellos?

Si esto es así como vos decís, tal vez esta ciudad junte dos de las mejores cosas, o acaso las mejores (pero a penas me acuerdo de una de ellas). Hablo de mar y montaña.

Saludos Carit.
Guardate un par de paisanadas tucumanas para cuando te vea.

Abraz

Pao dijo...

Que lindas Carito! Quiero ver fotos y escuchar relatos del viaje.
Un abrazo!

maruja dijo...

que hermoso entonces debe ser tucuman con olor a playa y mar!

Nicolás Di Stéfano dijo...

... saludos desde ojo de buey a ojo de buey... el windows tucumano, el face-buey tucumano...

un abrazo