lunes, 5 de octubre de 2009

saberse

Mientras cargábamos el barco nos mirábamos con tristeza. sabiendo. y era como si ya estuviéramos una en cada punta, y el río nos atravezara. por eso hablábamos tan poco y éramos tan cuidadosas. Cargábamos las frutas despacio, sosteníamos delicadamente la bolsa con el pescado fresco y antes de depositar el pan lo sopesábamos como si fuera un niño. Antes de irnos nos besamos en la mejilla.
el barquito parecía de papel y brillaba bajo la luz del mediodía.

5 comentarios:

pilar dijo...

qué lindo Carito. Me voy a dormir con esta historia, a navegar en el barquito de papel. Ya llega el viaje.

Carito dijo...

si! pero nuestro viaje tiene que estar excento de tristezas!
carguemos el barco-micro y partamos!

Trescaídas dijo...

Nuevamente, lindas imágenes, pequeños reveses de otra trama.
Abrazo.

sexysaxe dijo...

qué lindo! un abrazo.

pitucardi dijo...

que lindo carito..que lindo

cual es el que daba para que yo dibuje? abrazo