domingo, 27 de marzo de 2011

sí, acepto




(a falta de faisbuk, entrada cholula y sentimentaloide al blog)
Donde antes se alzaba una calesita hay ahora una fuente de agua. La plaza Roca cambia de aspecto (y pronto cambiará de nombre).
Hay gente que se casa, mudanzas felices, patios-balcón y pequeños niños.
Volví a Río IV y como siempre me recibió la lluvia, pero también los amigos, la casa inconfundible de Ceci, con sus plantas y sus zapatos pintados. Conocí a la mítica Carolina Cienfuegos y un poco más a Dariyo. Me reencontré con Veronkis y Noe, y con Ramiro, Juli y Fran.
La gente se casa, aunque a algunos nos parezca tan extraño, y lo más importante es que se elige y se quiere.
anita y diego, toda la felicidad!!!

5 comentarios:

Adrianófanes dijo...

¡Aguanten los casorios! Yo tengo veintialgo y ya asistí a varios!!!

Siempre me pregunto cuándo será mi turno... Espero que no sea dentro de veinte añs porque si es así tendré que invitar a los hijos de mis amigos que se van casando,j e...

forden dijo...

alo Carito, por un instante pensé que te habías casado.
di una recorrida por aquí y vi varias cosas que me gustaron.
vos seguís en la tapla?

Caro dijo...

hola amigo! no no, lejos estoy del sagrado sacramento del matrimonio. y sí, sigo en la Plata, si a eso te referías con "La Tapla", que bien podría ser uno de los pueblos de Rulfo y mirá qué loco, una pequeña inversión de sílabas es una enorme diferencia geográfica... A ver cuándo nos vemos che! un abrazo

Adrianófanes, gracias por pasarte, y sí, las edades se desfasan pero está bueno, no? saludos!

Santiago dijo...

Yo también pensé que te habías casado, Carito. Che, y digo yo: ya van varias entradas que subís a falta de feisbuc... ¿Por qué no un feisbuc? Sé que debe haber alguna razón, pregunto de curioso.
Los haikus... no son mis días más inspirados, digamos. Algo tendré que subir, de todos modos.
Beso pa usté, Carito.

Adrianófanes dijo...

Perdon que me meta, pero ya que estamos quisiera agregar algo: yo también soy antifaisbuk y lo seguiré siendo, je. Soy un ferviente defensor del blog, :)