lunes, 21 de enero de 2008


la araña reclamó su imperio.
todo se había llenado de historias sentimentales entre seres incompletos y rodeados de una estúpida niebla.
alguien debería recobrar la perfección. la araña negra saldría del sueño hecha de carne, caminaría de costado como lo había hecho antes, como si el gesto teatral la colocara en el centro de las miradas. no sería la excusa de Mabel ni la curiosidad de Dora, sino la posibilidad de las madreselvas y de la noche, de la angustia edificante y de la palabra horrorizada de si misma.

2 comentarios:

onze dijo...

Que miedo...
es una descripcion escenica de la araña que hay en mi ventana...

titulo de pelicula. la araña de mi ventana. esta a un costado. y se pavonea detras del libro.
ayer estaba panza contra el vidrio...
me voy a comprar un raid.

tierrablanca dijo...

hola carito, me gustó esto, la araña que reclama su... me gusta cuando alguien escribe algo que nos mueve la vista.