jueves, 3 de enero de 2008


todavía era aquella hora del día en que podía articular palabras sencillas. pero desperdiciaba su ocio y callaba. murmuraba en idiomas inventados y desaparecidos, acariciaba los gatos y las orugas hasta comenzar el ritual desesperado de la comunicación. fracasaba como tantos pero en cambio, no lo ignoraba.

4 comentarios:

Letter dijo...

WoW! Caro: No sabía de esto. La novedad es el blog y también la brevedad. Seguiré por aquí.Siguiéndote.Un abrazo.

forden dijo...

1 2 3 probando

forden dijo...

...todo en perfecto funcionamiento.

Ió también tengo blog, hace como un montón. Igualmente me encuentro en conflicto con el mismo.
Seguiré paseando por el tuyo cada tanto. abrazos.
aba.

zito dijo...

cest tre bien bonit...

no estoy escribidor por hoy... beso