sábado, 8 de agosto de 2009

Tercer escalón


Afuera está todo el mundo… es natural por tratarse de un sábado a las ocho de la noche. Hay luces y chicos que dicen “1, 90”, y el bamboleo nervioso de los que esperan para pagar el boleto. Todos afuera, la ciudad con sus vidrieras y sus perros, con los puestos de flores y las tortas exhibidas en las vitrinas de los bares. Fuera. Un murmullo que se descompone en miles de conversaciones privadas o no. Laurita debe andar por ahí, con la prima, mirando las vidrieras. Siento ese lanzarse a la calle como algo que hoy no comparto. Seguramente, como vos decís, si estuviera yo también “afuera” ni me daría cuenta y andaría embobada con el olor a praliné o evitando charcos, pero esta seudo-elevación del colectivo me hace pensar que en realidad, siempre he estado dentro. Me he pasado el día adentro e incluso he estado más adentro. Me he quedado tirada en el bosque –aunque se trate de un bosque breve y leído-, me he quedado tirada, como te decía, junto al soldado y su caballo, y no me he desnudado porque estoy tan pálida –y él está realmente dorado, y tiene las piernas firmes y el pelo al ras- pero hemos estado así, sintiendo la hierba sobre nuestras espaldas. Hemos visto pasar a las ardillas que migran y hemos hablado de las madrigueras y de las flores azules. y luego yo lo he dejado al soldado porque me aburrió. y estoy adentro de mi casa. y quizás esto es el afuera para vos, o es el afuera para mis hermanos que me mandan saludos en chino mandarín. y todos somos el afuera para la señora que viaja en avión y nos ve como un puntito de luz en medio de la noche.
Te espero para cenar y charlamos un rato. Dejá las cosas por ahí en la escalera así mañana no te las olvidás.

6 comentarios:

lau dijo...

el olor a praline me descompone =S
acá andamos, niña, haciendo bolsos, recogiendo los trastos y procurando no olvidarme nada.

vuelta al rancho, no queda otra.
mañana, a cumplir con responsabilidades académica-protocolares. fantochada.

si no aparezco más es que no sobreviví al encuentro con la vir-bora (como le dice summer)

beso!

pilar dijo...

los soldados aburren, pero los artistas son insoportables, ya lo dijo agus.
siempre te leo, pero nunca te escribo, ahora sí.

Carito dijo...

http://www.eatpes.com/game_over.html

http://www.youtube.com/watch?v=2_HXUhShhmY

Nahue dijo...

Un privilegio estar en la preciada red...he de devolver el favor. Aunque la mía sea menos preciosa... o apreciada, en fin... eso, claro. Bueno sigo chusmeando su blog ñora... hasta lueguito.

Adinfinitum dijo...

Caritooo!! Falta para la mujer roja, primero lo primero: rendir Fundamentos y Latín. Y capaz comprar magenta.

Qué no vuelva a leer algo como eso de "adentro" un sábado a la noche!! tenemos que salir!! a toda fiesta que se nos cruce por enfrente.. como la del sab que dijiste.. a conocer gente y mover las caderas... y al paseo en baires.. tenemos que hablar con Rosa que seguro se prende porque me ha dicho varias veces sobre ir a Bs. As.

Bueno Carillo nos vemos, hablamos... cruzamos con algún mate de por medio.. con algún proyplan que no sea piquiniqui en el frío! eso lo proclama la primavera!! jaja solo ella..


AaAAhhh...y en la escalera va a dejar todo pero la bici no...la bici NOOOOOOOOOOOO ajjaja

Abrazo, Sa*
P/D: Gracias por el hospedaje.

Trescaídas dijo...

¿Son éstas escaleras como las de las pirámides aztecas, que llevan todas hacia la misma cumbre? Como sea, sigo subiendo.
Yo, mire usted, a Gregorio Samsa lo tenía más vinculado a lo cucarachil, pero dado su gusto por el metamorfoseo cualquier cosa puede esperarse.
Saludos, Carito.